Loading
Pinchitos de cerdo, arroz glutinoso, cocina tailandesa

Pinchitos de cerdo con arroz glutinoso

Pinchitos de cerdo, arroz glutinoso, cocina tailandesa

Hoy os presento una comida muy típica que podemos encontrar en las calles de Tailandia, unos Pinchitos de cerdo acompañados de arroz glutinoso o “Khao niaw Muu Ping” (ข้าวเหนียวหมูปิ้ง), que siempre se venden juntos y están deliciosos. En Tailandia, cuando pasamos cerca de un puestecito donde venden éstos pinchitos, es casi imposible no detenerse ya que los vendedores los cocinan al momento en unas pequeñas barbacoas, llenando la calle de un aroma increíblemente tentador, al comerlos, podremos disfrutar de todo su aroma y sabor recién hecho.



 

El secreto de la receta consiste en macerar bien el cerdo para que se impregne de todos los sabores y aromas del resto de ingredientes, existen distintas versiones y recetas para el macerado y hoy os quiero enseñar una, que a mi me resulta muy sabrosa. Además cuando cocinamos los pinchitos a la barbacoa, se multiplican todos los matices y sabores del macerado dando un resultado realmente delicioso.

El arroz glutinoso, es una variedad de arroz muy consumido en el norte y nordeste de Tailandia, se cocina al vapor y el resultado es un arroz pegajoso que se suele comer con las manos, haciendo unas pequeñas bolitas que acompañan a cada bocado de nuestros pinchitos. La combinación de los dos sabores es muy agradable y el resultado es un plato muy recomendable para sorprender a familia y amigos.

pinchitos de cerdo, arroz arroz glutinoso, cocina tailandesa







Glosario:

  • Arroz glutinoso = Khao niaw (ข้าวเหนียว)
  • Cerdo = Muu (หมู)
  • Cerdo a la plancha, a la parrilla = Muu Ping (หมูปิ้ง)
  •  A la plancha, a la parrilla = Ping, Yang  (ปิ้ง, ย่าง)

Ingredientes:para 2 personas.

 

  • 1.5 taza de arroz glutinoso (300 g.)
  • 400 g. de cerdo
  • unos pinchitos de madera (he usado 8)
  • 4 dientes de ajo
  • 2 raíces de cilantro (o los tallos)
  • 20 semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de pimienta blanca en grano
  • 3 cucharadas de leche (45 ml.)
  • 2 cucharadas de salsa de ostras
  • 2 cucharadas de salsa de soja ligera
  • 1.5 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharada de aceite
  • un poco de salsa de soja oscura

Elaboración:

El arroz glutinoso tiene que estar lavado y lo tenemos que dejar en remojo durante toda la noche.   Si los pinchitos de cerdo los vais a cocinar a la barbacoa o al horno, los tenéis que dejar a remojo unos 30 minutos.

  1. Fileteamos el cerdo, con la ayuda de un film los cubrimos y les damos unos golpecitos para ablandar la carne, lo cortamos en trocitos y lo ponemos en un bol.
  2. En un mortero preparamos el macerado. Ponemos los granos de pimienta y las semillas de cilantro y los machacamos bien.
  3. Añadimos los ajos y las raíces de cilantro y seguimos machacando.
  4. Agregamos la miel, la salsa de ostras, la salsa de soja, la salsa de pescado, el aceite, la leche, lo mezclamos bien y poco a poco vamos añadiendo la salsa de soja oscura hasta conseguir un color marrón oscuro.
  5. Incorporamos el macerado al bol con el cerdo y lo mezclamos todo bien. Lo cubrimos con un film y lo dejamos macerando durante al menos 2 horas.
  6. Mientras esperamos cocinamos el arroz glutinoso. En una olla para cocer al vapor con tres dedos de agua hirviendo, cocinamos el arroz glutinoso durante 30 minutos.
  7. Una vez cocinado, lo sacamos a una bandeja y con la ayuda de una espátula mojada lo vamos separando para que suelte un poco el vapor. Lo guardamos en un cestillo de bambú para que no pierda el calor y ya está listo para servir.
  8. Vamos montando nuestros pinchitos poniendo unos 3 o 4 trocitos de cerdo por cada pinchito.
  9. En una sartén con un poco de aceite vegetal bien extendido cocinamos los pinchitos. Aunque yo los cocino a la plancha, es mucho mejor si lo cocináis a la barbacoa o al horno.
  10. Les damos la vuelta y los cocinamos bien por los dos lados. Una vez hechos, los ponemos en un plato y ya están listos para comer junto al arroz glutinoso.

Dejar un comentario